Ads

Páginas

25 feb. 2015

Opinión: Oscar 2015


Otro año y otra celebración de los premios de la Academia, esta vez he tratado de dar mi opinión lo más rápido y breve posible pero abarcando el evento completo.

La 86ª edición de los Oscar se ha caracterizado por estar libre de sorpresas, las predicciones para los ganadores en base a las premiaciones previas se cumplieron, salvo quizás por dos o tres categorías. Fue un año donde estoy satisfecho con la mayoría de resultados, sensación que en los últimos años no había tenido. Sin más, vayamos directo al grano.

EL EVENTO.
Este año el presentador fue Neil Patrick Harris, que a decir verdad  fue bastante irregular, no llegando a destacar en casi nada volviéndose incluso pesado de seguir, me cuesta creerlo pero Ellen DeGeneres fue bastante mejor el año pasado, y hablando de eso quizás en un intento por lograr una especie de viral similar a la famosa selfie de la gala pasada, poso su físico en ropa interior en una remembranza a Birdman, si, dejo mucho que desear, pero seguro a los miembros de la Academia les habrá gustado, es justo lo que quieren de un presentador, que no se exceda y no incomode a su público tratando de ser polémico. Podríamos considerarla una gala poco memorable, aunque no haya tenido momentos tan aburridos como si lo han tenido eventos anteriores, realmente le falto mucha chispa y es poco lo que se puede comentar. Quizás valga la pena mencionar la actuación de Lady Gaga en el homenaje a Julie Andrews, que tuvo una actuación en el escenario normal para variar, luego el In Memorian, donde se recordaron las estrellas fallecidas en el último año, sorprendentemente se hizo mención a Gabriel García Márquez en el homenaje póstumo.

LOS PREMIOS
Ahora lo importante, los que ganaron la codiciada estatuilla. Como había mencionado, casi no hubo sorpresas, los ganadores estaban cantados. Primero hablemos de los ganadores de la noche, The Grand Budapest Hotel y Birdman que se llevaron 4 premios cada uno, y las grandes perdedoras de la noche, Boyhood y American Sniper que se llevaron apenas uno, siendo la primera la que se esperaba que llevara al menos uno de los dos premios gordos (Mejor Director o Mejor Película), bueno también podríamos meter a Selma, The Imitation Game o The Theory of Everthing en el mismo saco, pero las expectativa no era tan alta en ellas.

En las categorías técnicas, The Grand Budapest Hotel arraso con Mejor Diseño de Vestuario, Mejor Maquillaje y Peinado, Mejor Diseño de Producción y sorprendentemente, Mejor Banda Sonora, aunque honestamente  no puedo evitar pensar que no hayan nominado a Whiplash a esta categoría o que Interstellar se merecía más el premio, y hablando de Interstellar, logro al menos llevarse el premio a Mejores Efectos Visuales, que esa categoría no tenía rival en absoluto. Whiplash también se llevo dos premios técnicos, como Mejor Edición y Mejor Mezcla de Sonido. Birdman y American Sniper recibieron solo un premio, Mejor Fotografía y Mejor Edición, respectivamente, y en caso de American Sniper fue el único premio que recibió en la noche. Ahora las categorías más importantes:

Mejor Largometraje Animado: Big Hero 6
Esta categoría es siempre es la una de las más discutidas, sobretodo por su cuestionable criterio a la hora de escoger al ganador o incluso dejar fuera de la nominación a The Lego Movie que tenía todas las de ganar también, a esta categoría le falta madurar, siendo la más joven en comparación a las demás no es de extrañarse. Aun así los nominados estaban bien y cualquiera era un buen ganador, por lo que la elección de Big Hero 6 me ha gustado, de hecho Disney también se ha llevado el Mejor Cortometraje Animado con Feast, repitiendo así ambos galardones de nuevo este año. Pero si somos más justos, probablemente quien merecía el premio era Kaguya-hime no Monogatari (El cuento de la Princesa Kaguya) de Isao Takahata, y no lo digo por ponerme en plan de victima otaku y ofensa contra lo japonés como medio mundo hizo el año pasado con Se levanta el viento que perdió contra Frozen, sino porque este hombre no se le ha reconocido artísticamente fuera de Japón viviendo en el sombra del propio Hayao Miyazaki, así que este era el momento perfecto para hacerlo y probablemente el único, y no solo por eso, es porque Kaguya-hime no Monogatari era junto a A Song of Sea, la mejor artísticamente, ofreciendo un estilo visual bastante único. Aun así, se puede contar como sorpresa la victoria de Big Hero 6 cuando la favorita a ganar era Cómo entrenar a tu dragón 2, que ya había ganado el Globo de Oro en la misma categoría.


Mejor Guion Adaptado: Graham Moore - The Imitation Game
Fue una de las pocas sorpresas de la noche, puesto a que el consenso general esperaba que fuera Whiplash o American Sniper incluso, seguro a esta última le haya afectado las críticas sobre la cuestionable credibilidad de la historia en la que se basa. Y sobre el ganador, supongo que tuvo peso el tema de la discriminación sobre la orientación sexual, y esto usualmente es carnada para Oscar, bueno, realmente toda The Imitation Game estaba diseñada para eso. Aunque mi elección era Inherent Vice fue pedir demasiado.

Mejor Guion Original: Alejandro González Iñárritu – Birdman
No tan sorpresa el ganador pero yo esperaba que lo ganara Wes Anderson por The Grand Budapest Hotel al cual solo lo premiaron en lo técnico, de todos modos estoy conforme con el resultado y la Academia no se ha podido resistir ante la seducción del guion de Birdman.

Mejor Actor de Reparto: J.K Simmons – Whiplash
Otro premio cantado y hasta hubiera sido una injusticia si hubiera sido de otro modo, quizás el más cercano a arrebatarle la codiciada estatuilla hubiera sido Edward Norton por su papel en Birdman pero todavía es quedarnos cortos.

Mejor Actriz de Reparto: Patricia Arquette – Boyhood
Al igual que el anterior, el resultado estaba cantado pero aquí era todavía más obvio al punto que ni es gracioso, ninguna de las nominadas tenía oportunidad alguna, Patricia Arquette se llevo en la misma categoría en todos los premios en galas anteriores previa al Oscar. Aunque no deja de ser curioso que su papel en Boyhood sea bastante protagónico así que seguro hicieron el movimiento de ponerla en esta categoría donde no tenga que competir con las nominadas de Mejor Actriz donde definitivamente no la hubiera tenido fácil.


Mejor Actor: Eddie Redmayne – The Theory of Everything
Un resultado bastante discutido, por un lado no me parece mal que la Academia se haya fijado en una actor tan joven con un gran futuro por delante como es Eddie Redmayme, pero por otra parte, también perdieron la oportunidad de premiar a Michael Keaton, que ha visto nueva luz su carrera a tan veterana edad y probablemente esta podría ser la última vez que se acercara tanto al Oscar y ahora se le ha ido de las manos, supongo que su personaje tendría que haber padecido de alguna enfermedad  o ser homosexual para asegurar el premio, son esas las cosas que adoran estos señores de la Academia.

Mejor Actriz: Julianne Moore – Still Alice
Y hablando de enfermedades, vaya, que aquí más que sorpresa, han sido predecibles, aunque tal vez Julianne Moore lo merecía más por su trayectoria que por el papel que lo ha ganado. A mi parecer, Marion Cotillard por Two Days, One Night y Rosamund Pike por Gone Girl, merecían más el premio, sobretodo esta última, más cuando Gone Girl fue una película completamente ignorada para las nominaciones.

Mejor Director: Alejandro González Iñárritu – Birdman
No ha sido una sorpresa pero si una hazaña, un director mexicano recibe el galardón consecutivamente luego que el año pasado Alfonso Cuaron se llevara la misma condecoración por Gravity, ciertamente México debe sentirse orgulloso del talento que está saliendo de su país, ya solo nos quedara que Guillermo del Toro gane el mismo premio para tener el club completo. Aunque por mí, me queda un vacio que saber cuándo reconocerán a Wes Anderson en esta categoría y no solo lo limiten a lo técnico que además tampoco pudo hacerse el premio al Mejor Guion Original.

Mejor Película: Birdman
Aunque muchos atinaban a que sería Boyhood quien se llevara el premio, lo cierto es que este era el resultado que estaba cocinando, desde las críticas a las nominaciones y el resto de galardones previos, Birdman se alza con el Oscar a Mejor Película. Alejandro Iñárritu logra lo que Alfonso Cuaron no consiguió en la gala pasada luego que Gravity perdiera (y con justa razón) contra 12 años de esclavitud. A mi parecee The Grand Budapest Hotel o Whiplash son mejores películas pero el resultado me sigue pareciendo bastante bueno.

Haciendo el balance final, no ha sido un año bastante memorable, es seguro que Birdman al igual que las ganadoras de los últimos años sea olvidada con el tiempo (¿recuerdan The King Speech?) es gracioso como Boyhood termino siendo quizá la gran perdedora luego de todo el ruido que hizo, de ser grabada por doce años, ver al protagonista crecer, todo eso era artilugios técnicos que tal vez realcen un poco el mensaje de la película pero no es suficiente para compensar lo demás, y antes que lo mencionen, si, Birdman también hace uso de un artilugio técnico, el falso plano consecutivo y que realmente no aporta nada a la película  (bueno, salvo el ritmo quizás) pero la diferencia creo yo es que tampoco su premisa gira en torno a eso. Luego tenemos Selma, The Theory of Everything y The Imitation Game, las tres siendo bio-pics, quizás dejando a Selma un poco fuera pero sus intenciones de ser carnada de Oscar se ven desde fuera, The Theory of Everything al menos lo hace bien, no por nada su actor principal le arrebato el premio a un veterano como Michael Keaton. American Sniper tampoco se salva de ser algo prefabricado para entrar al Oscar, ahí solita representado al lado político, pro patria pero ganando casi nada el proceso, desde su anuncio hasta su posterior recibimiento por parte de los críticos, perdió muchísima fuerza, era una potencial The Hurt Locker pero se quedo en eso. Ya por último, The Grand Budapest Hotel y Whiplash, la primera no tenía oportunidad, sería raro que una película que se podría catalogar de “ensayo artístico” ganara el premio, pero también es reconfortante que una película de Wes Anderson haya llegado así de lejos. Whiplash tenía más oportunidades de ganar pero sencillamente no lo alcanzaba y probablemente no seguía los compromisos de la Academia como para ganar, que también hubiera sido una gran sorpresa pero el público no lo habría esperado, y probablemente, gustado. En fin, esta gala se ha sentido mucho más honesta, el cine más autentico  se ha puesto encima el discurso político y demás preferencias absurdas de quienes escogen estos premios, faltara mucho tiempo para que tengamos otra premiación que este a la altura de de 2006 o 2007, quien sabe cuanto tengamos que esperar.
 Todos estabamos como él mientras el evento duro.